Tipos de Piel

 

Piel normal

La piel normal es aquella en la que no se perciben lesiones ni anomalías, es firme, fina y flexible. Es suave y agradable al tacto y su aspecto es mate. Es la representación del equilibrio perfecto entre descamación y secreción de sebo.

 

Piel seca
Es un tipo de piel rugosa, áspera al tacto y poco agradable. La falta de elasticidad hace que se descame con facilidad y frecuencia. Este tipo de piel envejece con facilidad y presentan claros síntomas de deshidratación.

 

Piel grasa
Su aspecto suele ser brillante, debido al exceso de secreción de grasa, suele ser un tipo de piel gruesa y con poros grandes y dilatados. Este tipo de piel se ve afectada con más frecuencia por el acné. Por lo general y en parte, debido a su grosor, es una piel resistente y suele envejecer más lentamente.

 

Piel mixta
Es el tipo de piel más habitual, ya que presenta características de otros tipos de pieles. En este tipo de piel puede coexistir, la piel grasa y la seca.
Existen otros tipos de pieles, aunque no se encuentren en la clasificación general. Son la piel deshidratada, y la piel sensible. En el primer caso, necesita hidratación, es poco flexible, y es un tipo de piel incomoda. Y la sensible, es muy fina, poco tolerante a cosméticos y en ella a parte de frecuentes picores, suelen aparecer rojeces y alergias.

 

 

DERMILID FARMA, SA

Calle Almagro, 2 - 3º Izquierda
28010 - Madrid

Pol. Ind. Begudà - c/Pladevall, 24
17857 Sant Joan les Fonts-Girona


Pida información

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto